blog

Beneficios de estudiar un año en el extranjero

YOUR GUIDE TO THE BIG CITY

Cada día son más los estudiantes adolescentes que deciden abandonar su país de origen durante un curso escolar y lanzarse a la aventura de estudiar un año en el extranjero. A la vuelta, todo el mundo espera que tu experiencia haya sido excepcional y que tu nivel de inglés haya mejorado enormemente, pero, ¿es ese el beneficio principal de estudiar fuera?
Lo cierto es que no, al menos para mi. Me llamo Andrea Farnós y estudié cuarto de la ESO y primero de Bachillerato en Estados Unidos. Me gustaría poder concretar en un post todo lo que aquello significó, pero será imposible explicar todas y cada una de las experiencias que impactaron en mi vida. Aun así, trataré de resumir algunos de los principales de beneficios de estudiar en el extranjero.

 

El desarrollo de la independencia personal es uno de los mayores cambios que el estudiante experimenta. Aprender a buscar una solución rápida y eficaz a un problema. Conocer la situación y evaluar uno mismo qué decisiones tomar y qué no. Pero para llegar a este punto, debes primero haber entendido y comprendido su cultura, cualquiera que sea, y aceptarla tal y como es.

De pequeños nos enseñan qué está bien y qué no. Vivimos en función de la manera en que hemos sido criados, el comportamiento de nuestro entorno, y nuestros intereses personales, pero no es hasta que tu rutina cambia por completo cuando verdaderamente te planteas si todo lo que siempre creíste es lo correcto o aceptable. Por lo que, como beneficio personal principal, me limito a: la total y absoluta aceptación de otros modos de vida diferentes a los tuyos propios. Ninguno es mejor ni peor que otro, simplemente diferente. Este proceso es además mucho más fácil cuando comienzas a entablar estrechas relaciones con personas del país extranjero. Entiendes todo aquello que siempre te dijeron de: ‘todos somos iguales’, pero que no comprendes de verdad hasta que lo llevas a la práctica. Independientemente de la religión, etnia o ideología política, si alguien te quiere te va a ayudar y tratará de hacer todo lo posible para hacer tu estancia más feliz.

Por otra parte, y por supuesto, el ‘aprender sin querer’ la lengua extranjera. Al estar en constante contacto con otro idioma, es mucho más fácil asimilarlo y, cuando menos lo esperas, te das cuenta de que eres capaz de organizar frases complejas y comunicarte con cualquier persona de allí.
El único inconveniente que encontré yo a mi vuelta a España fue mi gran descenso de nivel de estudios. Por ejemplo, comencé segundo de bachillerato sin haber practicado sintaxis desde tercero de la ESO. Por suerte, encontré la solución a tiempo. Contacté con Clases de Apoyo Online y me acompañaron durante todo el curso, consiguiendo no solo aprobar todas las asignaturas sino obteniendo excelentes calificaciones.

En conclusión, todo el mundo debería poder disfrutar de una experiencia como esta, tanto de sus cosas buenas como de las no tan buenas. Si estás barajando la posibilidad de irte, no lo dudes ni un segundo...recuerda que en la vida nos arrepentimos más de las cosas que no hacemos que de las que hacemos!

Escribir un comentario

Código de seguridad
COMPARTIR
© 2014 - 2019   COAEE ESTUDIA EN ESPAÑA  Clases de Apoyo Online | Aviso legal | Política de privacidad | Mapa Sitio | desarrollo colocatuweb